martes, 23 de septiembre de 2008

Recomendación musical nº 2: Explosions in the Sky

Hace tanto tiempo que posteé la recomendación musical nº 1 que ya había olvidado por completo esta sección. Pero como en la blogosfera nada muere, sino que todo se recicla, pues aquí estamos con la segunda recomendación musical de la historia del blog.

Esta vez se trata de Explosions in the Sky un grupo curioso que descubrí viendo un video de un post de Diario de un copépodo. Al parecer (según la Wikipedia) se trata de un grupo de post-rock, que por lo visto es un género muy heterogéneo cuya característica más destacable es tratarse de música instrumental, sin voces. Como este tipo de estilos me encanta, es lógico que el grupo me haya llamado la atención. Este grupo utiliza una combinación de guitarra, bajo, bateria y efectos electronicos para crear su música. Aún no he escuchado toda su discografía, pero por lo que he escuchado de momento ya me gusta bastante.

Os recomiendo pasaros por el emule y descubrir este grupo, porque creo que vale la pena. Para ir abriendo boca os dejo este 'vídeo' del Youtube, que la verdad, muestra siempre la misma imagen, de modo que podéis dejarlo puesto para escuchar la canción mientras navegais por otras páginas más interesantes que esta :). Se titula First Breath After Coma y pertenece al disco The Earth Is not a Cold Dead Place. Espero que os guste.




Discografía

2 comentarios:

copepodo dijo...

Me alegro que te guste, "First breath after coma" me pareció genial para el video submarino.Yo los descubrí por casualidad una tarde que me dio por escuchar Radio3 (porque soy muy ignorante sobretemas musicales) y me chiflan. Voy a aprovechar que ando por aqui para hacerme con toda la discografía, porque además salen bien de precio.

zetxek dijo...

Me gusta este grupo, conozco el mismo disco por el que has empezado tú. Es un post-rock muy instrumental, y con unos temas infinitos, que cambian mil veces antes de que acabe la canción. Amo la intensidad con la que crecen sus canciones, desde sonidos casi inapreciables a auténticos estallidos, me transportan a paisajes remotos...

Escucharlos con auriculares a un volumen que sólo me deja oírles a ellos, con los ojos cerrados: eso es una delicia.