domingo, 24 de diciembre de 2006

Polémica incomprensible

A veces se queda uno boquiabierto ante las muestras tan gigantescasde estupidez colectiva que tenemos el placer de observar en España. La última viene de la mano de unas declaraciones de Cristina Narbona, ministra de Medio Ambiente, declaraciones absolutamente inocentes y sin más intención que expresar una opinión de la ministra a título personal. Pues bien, la ministra comentó que deberían modificarse las corridas de toros y eliminar la muerte del animal en la plaza.
Ante tales declaraciones uno se imagina que lo normal sería aplaudir a la ministra por exponer una idea tan arriesgada en este país. Pero no, en lugar de eso, le caen palos por todos los lados: de los medios de comunicación (El Mundo a la cabeza claro), del Fede, de Pepiño Blanco, del PP (esto, realmente, tampoco sorprende a nadie) e incluso de Llamazares. Atónito me quedé especialmente ante esto último, el supuesto defensor de la alternativa "ecopacifista" a favor de las corridas de toros. Acojonante.

Por más que lo pienso, no me cabe en la cabeza como puede alguien no estar a favor de eliminar ya que no las corridas, al menos la matanza del toro. Estamos hablando de un "espectáculo" que consiste en torturar en público a un animal previamente ya torturado para amansarlo y tras más o menos 20 minutos de sufrimiento matarlo de una forma también cruel, ya que le causa al animal una agonía bastante larga. Y todo ello ante el regocijo y disfrute del público. Asco y náuseas es lo que yo siento ante este tipo de diversiones, más propias de la Edad Media que del siglo XXI.
Claro, cuando uno ve quién defiende este tipo de "cultura" (el Fede, Sánchez Dragó, Llamazares, el PP al completo) le queda claro la altura intelectual de esta gente. En este tema sería preciso coger el lema del PP de "No en mi nombre" y aplicarlo a las corridas. Porque en mi nombre no quiero que se identifique a España con las corridas, ni que se les denomine "Fiesta Nacional" ni que nadie crea que todos los españoles disfrutamos con este tipo de "espectáculos".

Así pues, mi aplauso para la ministra por su valentía. Sin embargo tengo muy claro que a corto y medio plazo ningún gobierno va a tomar la medida de eliminar o al menos modificar las corridas para que no se mate al toro, en el caso del PP por razones obvias y en el caso del PSOE por no perder los votos de Andalucía. Ciertamente es lamentable que por intereses electorales sigamos siendo la vergüenza de Europa en este tema, pero así nos va...

11 comentarios:

Curumbao dijo...

Realmente no deberían de matarse "tantos" toros, el presidente puede darle el indulto si se comporta con bravura; el otro día ví una corrida que se celebraba en Quito, y indultaron a 3 de los 6 toros.

Es muy posible que sea un espectáculo cavernícola (aunque hace "solo" 2000 años había una cosa parecida, el circo romano, con humanos; me parece que hemos mejorado un poco), pero puestos a defender a los animales hay una cantidad infinitamente mayor que sufre por destrucción de sus habitat, contaminación, ganadería/granja intensiva.... que también sería competencia suya combatirlos. Podría empezar por hacer cumplir el protocolo de Kioto, por ejemplo.

Y no por los toros, que es un espectaculo tradicional que le gusta a bastantes españoles (las plazas siempre están llenas), rudo sí. Habrá que erradicarlo algún día. Quizás. Pero por ejemplo, preferiría ser esos toros y sufrir media hora, a cambio de vivir la vidorra que se pegan el resto del tiempo. Y no una vaca lechera, que les quitan el ternero al nacer sin dejarselo ver, la estabulan, le quitan litros y litros de leche, y cuando ya no sirven, pues eso.

Viva la soja con calcio!!!

Ahores dijo...

Si el argumento es que le gusta a "muchos españoles", no se por qué el circo romano no pervive hasta nuestros días, ya que también tenía muchísimo éxito entre el populacho.

Y con ese mismo argumento, tampoco se entiende entonces que sean ilegales las peleas de perros o de gallos, porque no se diferencian absolutamente en nada de las corridas. Bueno, sí, en una cosa sí. En las peleas, uno de los dos tiene opciones de sobrevivir. El toro, a base de su tortura previa está condenado a morir.

PD: Y sí, soy de los que se alegran cuando muere un torero. Es un asesiono menos en el mundo.

Rafa dijo...

La "fiesta nacional" nunca ha sido santo de mi devoción, aunque en tiempos recientes suavizo mi postura que antes se aproximaba bastante a la tuya. Aunque le doy importancia al hecho de que la cría del toro de lidia sea de los pocos negocios cuya rentabilidad asegura el tratamiento tradicional de muchas dehesas ibéricas (que quizá de otra forma desaparecerían), me sigue pareciendo que el espectáculo en sí, visto de forma objetiva, es algo macabro y muy poco propio de gentes civilizadas.
Sabiendo, como sabemos, las consecuencias que tiene este debate cuasi-irracional en mucha gente, las declaraciones de la menestra me parecen irresponsables, porque los políticos, cuando hablan en público a veces deben callarse sus opiniones personales. Lo que ella opina sobre los toros al final se está usando para desprestigiar al gobierno y desvía la atención que debería ponerse sobre la gestión de un ministerio fundamental.
Las reacciones del PP no me sorprenden, pero lo de Llamazares es para partirse de risa.

Curumbao dijo...

Aquí el caso es no pronunciarse sobre el trato que se le da a las vacas...pobres vacas. O a las aves de corral de granja intensiva de estas. O a tantos y tantos animales que mueren en silencio para alimentarnos, sin derecho a pelea ni justa ni injusta, tras largo tiempo de tortura.

Pero tampoco vamos a dejar de comer, no? La diferencia es que no se hace espectáculo (ya que la carne de toro se come, y bien rica que está, sobre todo el rabo).

Lo malo es que entonces caería en tener que establecer que seres considero apropiado eliminar para mi sustento, y como tratarlos mientras están vivos. Porque claro, encerrarlos toda la vida tampoco me parece apropiado.

Debemos comer solamente los frutos que los arboles libremente nos den? Creo que es de las pocas cosas no crueles que podemos hacer, pero necesitaríamos un dolor de suplementos alimenticios

Ahores dijo...

Todo eso está muy bien y no seré yo quien te quite la razón... Pero no tiene nada que ver con lo que aquí se está tratando.
Mi creencia de que las corridas deberían desaparecer no es tanto por lo que sufre el toro como por el disfrute del populacho ante el sufrimiento del pobre bicho. Eso es lo que a mí me preocupa de verdad. Estar rodeado de gentuza que disfruta con el maltrato animal. Y luego nos extrañamos de la violencia doméstica o de la violencia en el fútbol. Pues no hay más que ver las tradiciones de este país.

Neijbouur dijo...

Tengo que estar de acuerdo en que esta tradicion es una estupidez, asi como en que este pais tiene otras tantas muy extrañas xD

No veo porque clavarle cosas al pobre animal, he visto eventos con toros y humanos-no-salvajes que se divertian con el toro simplemente haciendo piruetas, y la gente lo pasaba igual de bien, por lo que se podrian prohibir las corridas... etc... al menos se de algunos que no las echarian de menos xD

Con respecto a los politicos, luego me discutes de que hay algunos que aun tienen una pizca de honestidad. ;)

googleseo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nrm00521 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
87526053 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
hhpump dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nrm00521 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.