jueves, 27 de julio de 2006

Sexo, mentiras y Ministras de Cultura

El programa Alto y Claro, dirigido y presentado por Curry Valenzuela y emitido por Telemadrid, sucursal de la Espe se ha caracterizado siempre por su imparcialidad, objetividad y veracidad, siguiendo la línea general de la cadena. Y, cumpliendo su insigne función de informar y alertar a la población sobre los males del comunismo y el PSOE, ahora se les ha dado por acusar a Carmen Calvo, Ministra de Cultura, de "promocionar la pederastia" por ser fan del grupo de rock Lujuria.
Hace unos días se habló de este grupo y, en concreto, de la letra de su canción "Dejad que los niños se acerquen a mí" en el programa, donde leyeron esta estrofa totalmente descontextualizada:

"Dejad que los niños vengan a rezar,
Con mucho cariño que besen mi anillo,
No es ese al anillo que debes besar,
Seguro que sabes bien lo que te pido".

Según las brillantes mentes de este aborto de programa, la letra hace apología de la pederastia. Tan brillantes son estas mentes que no necesitaron seguir leyendo el resto de la letra, que completa dice así:

"Dejad que los niños vengan a rezar,
Con mucho cariño que besen mi anillo,
No es ese al anillo que debes besar,
Seguro que sabes bien lo que te pido.

Esto es un juego, deja de temblar,
Con estas caricias yo te hago mas santo,
Es nuestro secreto, no debes hablar,
El baston del diablo es lo que estas notando.

Los elegidos,
Los ministros de dios,
No son tan santos,
Pero viven señalando, con su dedo acusador.

Dejad que los niños se acerquen a mi,
¡como me asusta esa frase!
Dejad que los niños se acerquen a mi,
Mientras esconden su empalme.

En su iglesia hoy estan nerviosos,
Pues se ha descubierto por fin el pastel,
Pero como todos son hombres piadosos,
Nadie pagara por algo tan cruel.

Y sigue habiendo a la venta estampitas,
Que representan al hijo de dios,
Luce en su rostro una dulce sonrisa,
Y siempre hay niños a su alrededor.

Los elegidos,
Los ministros de dios,
No son tan santos,
Pero viven señalando, con su dedo acusador.

Dejad que los niños se acerquen a mi,
¡como me asusta esa frase!
Dejad que los niños se acerquen a mi,
Mientras esconden su empalme.

Dejad que los niños se acerquen a mi,
¡como me asusta esa frase!
Dejad que los niños se acerquen a mi,
Mientras esconden su empalme.

Dejad que los niños se acerquen a mi,
¡como me asusta esa frase!
Dejad que los niños se acerquen a mi,
Mientras esconden su empalme.

Dejad que los niños se acerquen a mi,
¡como me asusta esa frase!
Dejad que los niños se acerquen a mi,
¡que dolorosa es la fe!"

¡Vaya hombre! Pero si esto es una crítica a la ICAR y su bochornosa costumbre de encubrir los casos de pederastia que tienen lugar en su seno (y que no son pocos precisamente)... Cachis. A lo mejor lo que sucede es que a la ultra-derecha española le jode que critiquen a la Iglesia y por eso no les gusta Lujuria, pero claro, reconocer en público que no aceptan la separación Iglesia-Estado queda mal, así que venga, mintamos descaradamente a ver si algún incauto pica.
Lo malo es que a base de calumniar y mentir continuamente, algo siempre queda y habrá quien se acabe creyendo toda esta bazofia.

Los PePeros han alcanzado tal punto de desfachatez y bajeza moral que ya les da igual mentir descaradamente y tratarnos de estúpidos con tal de descalificar al Gobierno. Una cosa es criticar a una Ministra por lo que hace mal, y desde luego no seré yo quien defienda a esta señora impresentable, a la que se le pueden achacar múltiples cosas, como la cobertura legal de la $GAE y su impuesto revolucionario, cosa que por cierto también apoyan en el PePe. Pero lo que no puede ser es calumniar y difamar, tomando al personal por imbécil.

Si algo queda claro de todo lo que llevamos visto hasta ahora es que esta gentuza solo sabe ladrar, decir no y mentir, porque desde luego criticar no. Para eso hay que ser elegantes, directos, limpios y sobre todo, criticar en base a una alternativa, y no solo criticar y criticar. El día que aprendan eso, el PePe podrá llamarse oposición. Entretanto, algunos no merecen ni la categoría de animales, de tanta maldad y veneno que llevan dentro.

3 comentarios:

Rafa dijo...

Menudo morro le echan algunos...

ricardo dijo...

Menudo morro que tienen. Si te pillas un manual de falacias lógicas, te darás cuenta que las usan todas. En este caso es evidente que usan la de descontextualizar una cita escondiendo información necesaria para su comprensión (tiene un nombre en latín muy mono que ahora no recuerdo)

Ahores dijo...

Si en algo son expertos es en falacias, como ya hemos dado sobradas muestras en este blog.