lunes, 18 de septiembre de 2006

Papa-natas

Si hay alguien a quién no le gusta Benedicto XVI, ese soy yo, pero como lo valiente no quita lo cortés, creo que se equivoca al pedir disculpas por su discurso del otro día que parece ser tanto ha ofendido a la comunidad musulman.
En el susodicho discurso de marras, el Papa se limitó a citar las palabras de un emperador bizantino del sigo XIV, que básicamente viene a decir que no está nada bien "difundir por medio de la espada la fe". Aunque por supuesto, el Papa, como jefe que es de una de las mayores organizaciones mafiosas del planeta con un historial criminal de casi 2000 años, es el menos indicado para decir esas palabras, me parece a mí que nadie en uso de razón puede oponerse a dichas palabras. Ni los cristianos ni los musulmanes tienen derecho alguno a pretender imponer sus creencias mediante el empleo de la fuerza, puesto que ya han tenido demasiados siglos para hacerlo. Si a algún Ayatolá le parece mal eso, pues mala suerte para él, pero sinceramente: QUE SE JODA. Por suerte, la Edad Media ya se acabó y no tenemos por qué vivir bajo el reinado de terror y oscuridad de las religiones.
Por tanto, no me parece apropiado que el Papa se disculpe solo por ser políticamente correcto. Desgraciadamente, parece que es una tendencia europea, como ya pasó con la dichosa historia de las viñetas sobre Mahoma. Al final aún va a resultar que los europeos tenemos que avergonzarnos por disfrutar nuestras libertades civiles... Pues yo no pienso hacerlo. Lo mismo me da un troglodita católico que un troglodita musulmán. Respeto, sí, al máximo; pero desde luego no a limitar las libertades civiles de todos por la intolerancia de unos pocos.

12 comentarios:

Curumbao dijo...

Hombre, a mí una disculpa me parecve aceptable.....pero UNA, pero ya van comunicados lamentando que pueda haber molestado blablabla y que no era su intención blablabla....etc, y aún así siguen las "reacciones" y las indignaciones.

Y obviamente, para negar que sean unos violentos cómo reacción a sus palabras atacan iglesias cristianas y a una monja (afortunadamente estos son una "minoría", pero aún así lo hacían por esos motivos supuestamente).


Y de todas formas no sé de que se quejan, al fin y al cabo es el lider del cristianismol, que esperan que diga!! Que el islamismo es la verdadera religión?¿ Si el papa seguro que se esconde en un armario en el vaticano y se desternilla de risa pensando que "pobrecitos, van a ir de cabeza al infierno por adorar a falsos dioses, muahahaha!!".

Rafa dijo...

Cuando pasó todo aquello de la viñeta de Mahoma yo me cabreé bastante y me reafirmé en que quería un mundo en el que pudiera cagarme en Dios, en Mahoma y en Perico el de los Palotes si me apetecía.
Ahora, más en frío, viendo que cualquier comentario remotamente crítico con el Islam es jaleado por los radicales y tiene como consecuencia la muerte de personas inocentes me planteo que tal vez (no lo sé) haya que evitar este tipo de declaraciones que interesadamente son convertidas en leña para esa gran hoguera que es la confrontación de culturas.
La complejidad del mundo que nos ha tocado vivir me abruma. ¿Cómo actuar si decir verdades provoca muertes humanas?

Ahores dijo...

Rafa, por duro que sea, la respuesta solo puede estar en la cita nº 82: "La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas."

Respeto, comprensión, tolerancia, amor, paz... siempre. Sumisión, miedo, temor, guerra, humillación, vergüenza... jamás.

Rafa dijo...

No es cuestión de miedo o de sumisión, sino de mano izquierda. El problema es que para los occidentales la libertad de expresión es un valor en sí mismo que está por encima de todo, o al menos de muchas cosas. Sin embargo, otros países no lo ven así y aunque en el fondo se trate de una estrategia de manipulación de masas no me parece muy evidente que la mejor forma de defender el mundo en el que creemos sea imponer nuestro punto de vista (léase: poner la libertad de expresión por encima de la sensibilidad de los otros incluso a sabiendas de que puede desatar un conflicto internacional).

El problema es que hay un choque de valores y de ideologías interesadas por ambas partes. La dinámica de las relaciones interculturales se precipita hacia situaciones de confrontación que, desde luego, están lideradas por las élites políticas de uno y otro "bando". Me parece poco inteligente favorecer esa confrontación.

Lo queramos o no, es imposible tratar de la misma forma a un fanático religioso occidental y a uno árabe. Si yo llego a una misa en España y grito un "Me cago en Dios" me meten un pleito, si me cago en Mahoma en una mezquita iraní me cuelgan de las tripas en la plaza pública. Esta diferencia es real y existe, no podemos ignorarla porque no va a desaparecer a base de cerrar los ojos.

Aunque yo creo en el Estado de Derecho y creo que la democracia parlamentaria es el menos malo de los sistemas, sé que existen poderosas barreras culturales que me impedirían convencer a la mayoría de la población árabe de, digamos, Marruecos. Desde mi punto de vista esa barrera debe caer para dar lugar a un mundo más justo, pero quizá no se consiga nada con echar leña al fuego. Idealmente deberían ser estos países los que llegaran a las mismas conclusiones que ha alcanzado Occidente tras las revoluciones de los siglos XVIII y XIX.

No me interpretéis mal, que en ningún momento me parece que la sumisión o el miedo sean el camino, pero sí la razón (que supuestamente es lo que nosotros ponemos por encima de las creencias y los fanatismos). Sinceramente creo que lo RAZONABLE, tal y como está el patio, es evitar declaraciones que puedan liar los pifostios que se lían.

Ya sé que planteo una situación desigual, pero como en la vida misma a veces lo inteligente es ser flexible aunque el otro no lo vaya a ser para evitar males mayores.

Rafa dijo...

Juer, y perdona por la parrafada :-P

Ahores dijo...

Nada hombre, si para eso están los comentarios. Y además, por tópico que suene te agradezco que me hayas hecho este comentario, porque estoy de acuerdo contigo en parte.

Como tu mismo has dicho, para Occidente la libertad es un valor "supremo" por así decirlo y por ello merece el máximo respeto. Que esto sea así por supuesto no implica que tenga que serlo en otras partes del mundo, ni mucho menos. De hecho estoy totalmente contigo en que por mucha guerra preventiva y demás tonterías que se le ocurran a Bush, la democracia no puede ni debe imponerse porque no tiene ningún sentido. Y estoy de acuerdo en que hay que dejar que las sociedades no demócraticas desarrollen su propia historia, porque estoy convencido de que tarde o temprano, descubrirán el camino hacia una sociedad mejor.
Pero, al igual que creo que no debemos interferir el curso de estas sociedades no democráticas (ojo, acelerar si, pero eso es otra historia), tampoco ellas deben interrumpir el nuestro.
Con todo esto lo que pretendo decir es que, claro que no hay que buscar confrontación gratuitamente, pero lo que no podemos es dejar de vivir nuestra sociedad tal y como la queremos solo porque a los musulmanes les parezca mal. Si no, todos acabamos siendo Rubianes...

No se si en toda esta perorata has entendido lo que he querido decir. Si ni te has coscado, mejor escribo un post algo más aclarativo :)

De nuevo, gracias por tus comentarios, me encanta recibirlos.

Rafa dijo...

Sí, claro que te entiendo, y no te falta razón en nada de lo que has dicho. Precisamente porque la situación es complicada hay que tener en cuenta varias perspectivas y yo sólo quería recordar una de ellas, que no suele tener eco en los medios.
En todo caso, ojalá fuese tan fácil el diálogo como con la gente razonable.

Anónimo dijo...

Evidentemente éste papa lo tiene claro: Manifestar una opinión personal clara y contundente. Si luego..... ve que duele a quien sea pues dice "lo siento" aunque luego muera gente..

Anónimo dijo...

Buuuuuuaaaaaaaauuuuuuuu!!!!!!

Flipo!!

Una pregunta, ¿alguien ha leído el discurso? quien no lo haya hecho, le recomiendo su paso por la web del Vaticano...tranquilo Ahores, no te van a cobrar ni pedir favores a estilo siciliano.

Si se analiza, veremos que hace una reflexión filosófica basada en fuentes que se remontan a la filosofía medieval para justificar la imperiosa necesidad del ecumenismo (unión y concordia de todas las religiones), entre otras cosas...

El Papa se ha justificado por algo sacado de contexto...y eso que a mi, ni me viene ni me va.

Solo me asusta lo "racional", de tantos prejuicios acumulados y, por que no decirlo, manidos...muy manidos.

Ahores dijo...

Y si tute hubieras detenido a leer el post antes de comentar, habrías observado que la crítica hacia el Papa no es por el discurso (que es muy libre él de hacer las reflexiones filosóficas que le de la gana), sino por pedir disculpas cuando no tenía que pedirlas.

Anónimo dijo...

Señores, analicemos:

Uno: Y si tute hubieras detenido a leer el post antes de comentar, habrías observado que la crítica hacia el Papa no es por el discurso (que es muy libre él de hacer las reflexiones filosóficas que le de la gana), sino por pedir disculpas cuando no tenía que pedirlas.

Dos: se publicará todo aquello que me parezca interesante, divertido, curioso o simplemente digno de ser divulgado

Viva la niñería, la prepotencia pospuberal y el pseudointelectualismo totalitario.

Aplicate el cuento aquel de "solo se que no se nada"...

Solo pretendía evidenciar, cierta falta de recursos...por eso de hacer un argumento serio y, te guste o no dar un granito de arena por un señor que tiene más de tres carreras (entre ellas filosofía y teología), doctorados y etc. etc., que creyente o no, estarás conmigo que saber saber...sabrá...y considerar que a cualquiera de nosotros nos da tres vueltas.

P.D. A mi tampoco me gusta. Pero tampoco me gusta que le falten al respeto a quien no se lo merece.

Ahores dijo...

Vivan los blogs personales donde, oh, sorpresa, el autor es muy libre de escribir sobre lo que le dé la gana y opinar lo que le dé la gana. ¿Niñería? No ¿Prepotencia? No ¿Pseudointelectualismo? Tampoco. Se llama libertad de expresión.
Claro, sé que no es costumbre en el seno de la ICAR, pero Internet... pues es lo que tiene.

Nadie te impide poner granitos para quién tú quieras, pero mentir está muy mal, y si en tu comentario dices que aquí se ha criticado al Papa por su discurso, pues eso es mentira (y mentir es pecado, recuerdas?). Aquí se ha criticado al Papa por pedir unas disculpas que no debería haber pedido, precisamente porque un servidor cree en la libertad de expresión, también en la del Papa, y por lo tanto es muy libre de decir lo que le venga en gana.

Por otra parte, tendrá todas las carreras que quieras (aunque a nivel personal, me rio yo de la carrera de Teología, pero bueno) pero desde luego, desde el momento en que se le ocurrió la soberana gilipollez de la "dictadura del relativismo" para mi ha perdido todo respeto intelectual que se le pudiera tener, y me hace dudar muy seriamente de que realmente haya conseguido acabar la carrera de Filosofía.

A mi no me gusta, pero ya viene de lejos. En cualquier caso pedir disculpas por usar tu libertad de expresión me parece absurdo, sinsentido, estúpido y cobarde, lo haga el Papa o lo haga quién tú quieras.