lunes, 8 de mayo de 2006

¡Vivir para ver!

Hoy, a la hora de la comida tuve ocasión de ver un atentado contra el sentido común en las noticias de Antena 3, que si bien ya sabía cuales eran sus tendencias, pensé que no estaban tan radicalizados...
La noticia en cuestión que me impactó sobremanera fue la resolución de la Sección Decimosexta de la Audiencia Provincial de Madrid, que condenó hoy a penas de entre 3 y 5 años de cárcel a tres policías por la detención ilegal de dos militantes del PP que acudieron a la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el 22 de enero de 2005, manifestación durante la cual el entonces ministro José Bono fue agredido por los manifestantes.
Pues bien, tal como contaban la noticia en Antena
3, esto es un acto de justicia y reparación a 2 maravillosas personas que nunca han matado una mosca en su vida, que la detención de los militantes populares Isidoro Barrios y Antonia de la Cruz (ambos de la Junta directiva del PP de Las Rozas) fue una detención política e incluso se llegó a insinuar que no hubo tal agresión, que fue todo una simulación. Como digo, flipante.

Veamos ahora un par de fotos sacadas de El Mundo, periódico nada sospechoso de rojerío o progresía...





Veamos un detalle más de cerca...


Por tanto, queda demostrado que nadie intentó agredir a Bono (menudas fantasías las suyas oye!) y que por supuesto, pero especialmente ni la "señora" Toñi de la Cruz ni el "señor" Isidoro Barrios, que simplemente pasaban por allí, como cualquier otra persona. Claramente estamos ante una detención sin pruba alguna, aleatoria, abusiva, movida por oscuros intereses políticos del grupo PRISA y no sé cuantas cosas más que dice la resolución de la Audiencia Provincial. Lo más gracioso de todo es que la sentencia habla de que sufrieron un daño moral, "primero por ser detenidos y luego al aparecer ante la opinión pública como imputados de unos hechos que no habían cometido" y fija a favor de cada uno de ellos la suma de 12.000 euros en concepto de indemnización. Como diría Hatrum, para mear y no echar gota.

Así pues esperemos que el Supremo atienda a razones, o 3 policías inocentes irán a la cárcer por ejercer su trabajo y pensar, ingenuamente, que los dirigentes peperos no estaban por encima de la ley. Y lo peor de todo, es que me parece muy grave que en este país se permitan las agresiones a un ministro (o a cualquiera) que se limita a acudir pacíficamente a una manifestación para mostrar su adhesión a la causa que sea. Y no solo es que esta gentuza quede impune, sino que aún por encima hay quien los justifica, defiende y aplaude, como el amigo Losantos. Y ya el colmo de los colmos, es que estos sujetos se consideran el último garante de la democracia y la libertad...

Vivir para ver :(

2 comentarios:

José Manuel dijo...

Pues sí, realmente indignante.
Enhorabuena por tu blog.
Yo también vivo en Santiago de Compostela, jejeje.

Ahores dijo...

Gracias a tí por leerlo :P

En fin, cosas como esta pasan a diario en este país de toros y gaitas que tenemos...